Que es Climared?

La Plataforma de Información Climática-CLIMARED- es un sistema amigable de monitoreo y manejo de informaciones meteorológicas, con los cual los usuarios pueden orientar mejor los procesos de toma de decisiones tanto a nivel institucional y empresarial, en los ámbitos rural, municipal y del sector agropecuario.

Esta acción se desarrolla en el marco del Programa de la Agencia de los Estados Unidos para la Cooperación Internacional (USAID) y La Fundación REDDOM sobre Seguro de Índice y Cambio Climatico. El cual busca lo siguiente:

-Mejorar la resiliencia al cambio climático y reducir el riesgo ante la ocurrencia de desastres;
-Facilitar el acceso y utilización de un producto de seguros como una herramienta de transferencia de riesgos;
-Aplicar medidas de reducción del riesgo para proteger sus activos e inversiones;
-Promover alianzas público-privadas para confrontar los problemas causados por el cambio climático, y contribuir con la seguridad alimentaria

Estructura de Climared

Objetivo de la Plataforma CLIMARED es facilitar a los diferentes usuarios de un mecanismo de accesibilidad y divulgación de datos e informaciones meteorológicas y una mejor comprensión y aplicación de la información climática disponible para apoyar la toma de decisiones en sus diferentes actividades de producción.

CLIMARED está constituido por 23 estaciones automatizadas marca Davis, que ofrecen datos certeros, eficaces y al instante a través de sus sensores sobre las condiciones de los microclimas que se generan en cada ubicación brindando datos específicos de ese lugar. Las informaciones son descargadas cada hora diaria y reenviadas a un servidor principal localizado en las oficinas de la Fundación REDDOm en Santo Domingo.

El sistema consta, además de las estaciones de:

1. Una base de datos que recoja las diferentes variables meteorológicas provenientes de las estaciones y que permita la compatibilidad con otros tipos de hojas de cálculos y la vinculación de esta información con las funciones HTML para publicar los datos actuales e históricos de las estaciones meteorológicas a un sitio web.

2. Un generador de carga de archivo que suba las páginas HTML personalizadas, informes generados por WeatherLink, datos originales meteorológicos y más y que pueda actualizarse automáticamente con la información del tiempo actual e histórica.

3.Un Módulo archivos gráficos que presentan la información del tiempo actual e histórico en un formato gráfico y en reportes.

4. Un entorno web donde se presentan los datos e informaciones climáticas organizadas de las diferentes estaciones para los diferentes usuarios.

5. Un entorno de sala de mapas que presenta informaciones espaciales meteorológicas y climáticas del territorio nacional. Las informaciones son provenientes de diferentes fuentes satelitales que han sido desarrollados con la asesoría del Instituto Internacional de Clima y Sociedad (IRI) de la Universidad de Columbia, NY.

Clima y Variables Climática

El clima es una descripción estadística del tiempo en función de valores de largos períodos (el período normal es de 30 años). Es el efecto a largo plazo de la radiación solar sobre la superficie y la atmósfera de la Tierra. La palabra clima viene del griego klima, que hace referencia a la inclinación del Sol.

Con frecuencia se confunden el tiempo atmosférico y el clima de un lugar. El tiempo hace referencia al estado de la atmósfera en un momento y lugar determinados. Puede cambiar de forma repentina de la mañana a la noche o de un día para otro, y se mide en una o dos estaciones meteorológicas. Los cambios del tiempo se deben a desplazamientos de masas de aire (porción de aire con características uniformes de temperatura y humedad para una extensa región, que no se mezclan con otras que no posean sus mismas características). Para definir el tiempo se utilizan términos que tienen que ver, por ejemplo, con el cielo despejado, la nubosidad, la humedad o sequedad, el calor o el frío, la visibilidad o el viento.

Sin embargo, el clima describe la sucesión periódica de los distintos tipos de tiempo que se repiten en un lugar de forma característica durante un periodo amplio de tiempo. Para definir un clima se toman medidas en las estaciones meteorológicas de miles de lugares a lo largo de treinta o cuarenta años, y con esas medidas se obtienen los datos promedios y sintéticos. Por ejemplo, la temperatura media. El compendio de todos estos datos permite establecer las distintas zonas climáticas del planeta. Las medidas se toman de distintos elementos climáticos, estos elementos varían de unas zonas a otras, debido a la acción de distintos factores climáticos.

La climatología es una ciencia diferente a la meteorología, aunque se basa en sus análisis. La meteorología es la ciencia que estudia los fenómenos atmosféricos (viento, lluvia, aurora boreal, rayo…) y los mecanismos que producen el tiempo atmosférico actual; una de sus finalidades es elaborar pronósticos sobre el tiempo que hará en el futuro. La climatología estudia la regularidad del tiempo, y se diferencia de la meteorología en que trabaja con datos medios en vez de hacerlo con datos reales e instantáneos, y a escala regional en vez de a escala local; por ello es muy regular y de carácter retrospectivo mientras que la meteorología es muy variable y de carácter prospectivo.

El modo más fácil de interpretar el clima de un lugar es en términos de promedios temporales de sus elementos. Los principales elementos del clima son la temperatura, las precipitaciones, la presión atmosférica y los vientos.

La temperatura atmosférica hace referencia a la cantidad de calor que tiene el aire. La temperatura atmosférica se mide normalmente en grados centígrados o Celsius (°C) y grados Fahrenheit (°F), y para calcularla se usa el termómetro. La temperatura máxima diaria, es decir, la mayor registrada en un día en un lugar, suele darse entre las 14 y las 16 horas (horario solar), mientras que la temperatura mínima diaria se suele observar entre las 6 y las 8 horas.

Se llaman precipitaciones al agua que cae procedente de la atmósfera sobre un lugar de la superficie terrestre. La lluvia es la precipitación de agua líquida desde la atmósfera y es portadora de sustancias nitrogenadas que son beneficiosas para la agricultura. El volumen de una gota de lluvia (diámetro superior a 0,5 mm) es, aproximadamente, un millón de veces mayor que el de una gotita primitiva de nube. Una lluvia suele ser continua y regular; si las gotas son más pequeñas y parece que flotan en el aire, se habla de llovizna. Cuando llueve de golpe, con intensidad y por poco rato tiene lugar un chubasco, chaparrón o aguacero. Si la lluvia es tan violenta y abundante que provoca riadas e inundaciones, se habla de tromba o manga de agua. Las precipitaciones se miden con el pluviómetro y se expresan en milímetros (mm), centímetros (cm) o litros por metro cuadrado (l/m2).

El viento consiste en el movimiento de aire desde una zona hasta otra. Existen diversas causas que pueden provocar la existencia del viento, pero normalmente se origina cuando entre dos puntos se establece una cierta diferencia de presión o de temperatura. Variables de medición importantes en el viento son su dirección y su velocidad.

Presión Barométrica es como se le refiere a la presión atmosférica. Es la fuerza que es ejercida en los objetos por el peso de la atmósfera encima de ellos. La presión barométrica es medida en términos de la fuerza hacia abajo que la atmósfera ejerce por unidad en cierta área. Esta lectura con frecuencia es tomada por medio del barómetro. El barómetro difiere en diseño y en funcionalidad, pero todos tienen la función centralizada de proporcionar una lectura de la presión barométrica.

Tiene importancia para determinar la cantidad y la calidad de luz (energía solar) que reciben las plantas. Es el mayor proveedor de energía de las plantas verdes (fotosíntesis). Puede afectar en su crecimiento, desarrollo y reproducción de manera y características diferentes. Tiene influencia en el fotoperiodismo (plantas de día corto y de día largo) y está directamente ligado con todos los factores climáticos que actúan sobre los vegetales.

En todo proceso fisiológico en la vida de la planta, la temperatura es un factor limitante en su desarrollo;variando sustancialmente con la zona, tipo de cultivo y especie.

Los parámetros de temperatura se podrían determinar en forma referencial como:

• Temperatura óptima (de 10º a 25º C) varían según la etapa del desarrollo y la variedad del cultivo.

• Las mínimas se ubican de 1 a 2 grados sobre 0º C. (rigor frío)

• Las máximas generalmente son superiores a 40º C (rigor calórico).

Por debajo de 0º C. las plantas se hielan, el agua se sale de las células a los espacios intercelulares donde se forman los cristales de hielo, pudiendo matar las células de la planta (rigor frío). En las temperaturas altas el problema mayor es la deshidratación, por demasiada transpiración, que se intensifica con la mayor energía solar.

La temperatura influye directamente en el crecimiento de la planta y en la longitud de su ciclo vegetativo; por lo tanto, la alternancia de temperaturas nocturnas, relativamente frías, y las diurnas, moderadamente altas, por lo general representa una ganancia neta de material foto sintetizado, consecuentemente da un mejor desarrollo del cultivo.

En cuanto a la presencia de plagas y enfermedades; la temperatura es un factor determinante para su desarrollo, .Al igual que otros organismos vivos, los insectos son capaces de sobrevivir únicamente dentro de ciertos límites marcados por factores ambientales como la temperatura, la humedad relativa o el fotoperiodo. Dentro de este rango, estos factores influyen a su vez sobre el nivel de respuesta de actividades tales como la alimentación, la dispersión, y el desarrollo.

Es importante para un cultivo agrícola tener un monitoreo de las variaciones de las temperaturas máximas y mínimas durante el periodo vegetativo; porque ayuda a efectuar mejor las labores agrícolas y sobre todo más oportunas, eficientes y económicas.

La intensidad de la luz en la estructura y actividades de las plantas es determinante en su morfología (formación y orientación de las hojas, crecimiento de tallo y ramas, incluso en su sistema radicular); es importante y dependiente en el proceso de fotosíntesis; es determinante para la transpiración de la planta, debido al calentamiento de la hoja, lo que produce un aumento de la transpiración. La intensidad y duración de la luz, también afecta en el crecimiento y desarrollo de la floración y fruto. La radiación solar (luminosidad) llega a la tierra en forma de” pequeños paquetes”, conocidos como fotones. Las plantas seres fotosintéticos captan la luz mediante diversos pigmentos fotosensibles, entre los que destacan por su abundancia las clorofilas y carotenos. Al absorber los pigmentos de la luz solar, los electrones de las moléculas adquieren niveles energéticos altos, cuando vuelven a su nivel normal liberan la energía que sirve para activar las reacciones químicas: Las moléculas de los pigmentos se oxidan y pierden electrones que al ser recogidos por otras sustancias, que los reducen.

Así la clorofila puede transformar la energía luminosa en energía química.
Este proceso complejo, mediante el cual los seres vivos poseedores de clorofila y otros pigmentos, captan energía luminosa procedente del sol y la transforman en energía química y en compuestos reductores, y con ellos transforman el agua y el CO2 en compuestos orgánicos reducidos (glucosa y otros), liberando oxígeno.

Las partes aéreas de las plantas están continuamente bañadas por un medio gaseoso con moléculas de vapor de agua, esta humedad atmosférica es otro factor hídrico que afecta el crecimiento y otros procesos vegetales, y que está directamente asociado con la temperatura.

La humedad atmosférica es expresada generalmente en términos de humedad relativa (HR), que es la cantidad de vapor de agua que hay en una cantidad de aire, comparada con la cantidad total de agua que el aire es capaz de retener a una temperatura determinada. Esto es importante para determinar la intensidad de la transpiración de la planta o más bien, el porcentaje de agua que puede absorber el aire antes de saturarse; cuanto menor es la humedad del aire que rodea a la planta mayor tendencia a la transpiración; debido a esto la pérdida de agua es constante a través de los estomas. * La planta pierde agua por todas las partes expuestas al aire fuera del suelo (transpiración).

La humedad atmosférica es importante porque optimiza el ciclo vegetativo, la aplicación de riego, y en el control de plagas y enfermedades.

Uno de los efectos principales del viento sobre las plantas es variar la intensidad de la transpiración. Un aumento de la velocidad del viento, dentro de ciertos límites, implica un aumento de transpiración. La transpiración aumenta relativamente más por los efectos de una brisa suave (0 a 3 Km. por hora) que por vientos de gran velocidad, que más bien la retardan y puede ser debido probablemente al cierre de los estomas en estas condiciones. Si hay calma, la acumulación de vapor de agua sobre las hojas que transpiran significa una disminución gradual de la presión de vapor a través de los estomas, en consecuencia disminuye la transpiración.

Para determinar el déficit de agua en el suelo a reponer con el riego y la frecuencia con que debe hacerse, a fin de mantener un rendimiento de los cultivos acorde con los beneficios que se esperan del regadío se requiere conocer la Evapotranspiración.

La Evapotranspiración (Et.) es la medida de la cantidad de vapor de agua que retorna al aire en un área determinada. Esta combina la cantidad de vapor de agua que retorna a la atmósfera a través de la evaporación con la cantidad de vapor de agua que retorna a través de la transpiración, hasta completar el total para dicha superficie. La Et es lo contrario a la precipitación pero es expresada en las mismas unidades de medida: mm.

El otro término utilizado de la Evapotranspiración, representa la pérdida de agua del complejo cultivo-suelo que solamente depende de los elementos climáticos, usando la información de las variables de Tº del aire, su recorrido, humedad relativa y la radiación solar.

Una de las formas más sencillas para ahorrar dinero es reducir el uso de agua.Siempre es más simple controlar el riego excesivo que recuperarse de un riego deficiente. Muchos sistemas computarizados de monitoreo meteorológico calculan la evapotranspiración, que consiste en la suma del agua del suelo liberada por evaporación más el agua liberada por las plantas mediante la transpiración. La ET típicamente representa el agua que debe reemplazarse por el riego. Otro Factor importante a tener en cuenta es el Coeficiente de Cultivo (Kc.) Que depende de las características anatomo-morfológicas y fisiológicas de las especies, y expresa la variación de la capacidad para extraer agua del suelo durante sus diferentes etapas del ciclo vegetativo. La especie vegetal y el tamaño de la planta representada por su volumen foliar y radical son por lo general los que gobiernan el coeficiente Kc.

La necesidad de agua de riego, corresponde a la cantidad de agua que debe ser aplicada a la unidad de riego, en los niveles que los cultivos puedan absorberla con facilidad, de acuerdo a sus requerimientos, asegurando su penetración y almacenamiento en la zona radicular. Si el riego es la única fuente de agua, la necesidad de agua de riego será, como mínimo, igual a la evapotranspiración y normalmente debe ser mayor, con el fin de suplir posibles pérdidas durante el riego. Por otra parte, si la planta está recibiendo parte del agua a través de otras fuentes, como la lluvia es necesario cuantificarla, así como el agua almacenada en el suelo o de napas freáticas, la necesidad de riego puede considerarse menor que la de evapotranspiración.

El riego no es un fin en si mismo, sino una medida para satisfacer las necesidades de humedad de la planta, cuando en forma natural no se logre un balance entre el agua disponible y la demanda. Las necesidades de riego dependen del desequilibrio que existe entre el agua disponible en el suelo y el agua que la planta consume. Esto sucede cuando la disponibilidad del agua es menor que el requerimiento de la planta.

El riego tradicional (por gravedad), es importante para efectuarlo en forma eficiente, oportuna y con la cantidad de agua necesaria. De manera de no incurrir en excesos antieconómicos y perjudiciales al cultivo.

En un cultivo a secano se puede cuantificar la pérdida de agua por evaporación del suelo (calculada) para compararla con la cantidad de precipitación, su intensidad y el potencial acumulado (mm).

Balance de agua en el suelo

En un Sistema de Riego Tecnificado es de suma importancia para saber cuanto tiempo se tendrá el sistema funcionando y la cantidad de agua (mm) que se va aplicar, de manera de mojar la profundidad de suelo determinada de antemano según el estado del cultivo, su edad y época del año (Kc.)

La fórmula (ETa=Kc x Ec) es utilizada para relacionar la evapotranspiración de un cultivo en un determinado período, se adapta excelentemente bien a cualquier método de riego ya sea por bordos, surcos, aspersión, goteo, micro aspersión etc. lográndose siempre economía de agua, de mano de obra y buenos rendimientos.

Debido a que la temperatura juega un papel importante en el índice de desarrollo de las plantas y plagas, en especial de los insectos, una medida que muestre la acumulación de calor en el transcurrir del tiempo, es vital para predecir la maduración. Los Grados Día de Crecimiento le permitirán calcular el efecto de la temperatura en el desarrollo de las plantas y/o plagas.

Un grado día es la cantidad de calor que se acumula cuando la temperatura permanece un grado (1°) por encima de la Temperatura Base Predeterminada de desarrollo durante 24 horas. Un grado día es también la cantidad de calor que se acumula cuando la temperatura permanece 24 grados (24°) por encima de la Temperatura Base de desarrollo por el lapso de 1 hora.

Para un cálculo efectivo de los grados-día, usted debe saber las Temperaturas Base de Desarrollo para cada cultivo o plaga. La Temperatura Base de Desarrollo es la temperatura en la cual y/o debajo de la cual el desarrollo o crecimiento se detiene. Por encima de dicha temperatura base el desarrollo se incrementa hasta que la temperatura alcance el umbral máximo, por encima de la cual el Índice de desarrollo decrece.

Los cálculos de los Grados-Día proveen en una predicción para el desarrollo de las plantas y/o plagas guardando una estricta relación con el medio ambiente y las fluctuaciones de temperatura. Por ejemplo, sabemos que una plaga específica toma tres semanas en desarrollarse; sin embargo, esta plaga se desarrolla en cuatro semanas en un clima frío y en dos semanas en un clima cálido. Para este ejemplo, el tiempo de predicción puede ser calculado para una semana, de manera que el resultado del cálculo de los grados-día se dé con mayor precisión.

El método de grados-día como instrumento de predicción 

A lo largo de los años, varios métodos se han basado en la relación tasa de desarrollo-temperatura, con fines predictivos. De todos ellos, el más extendido es el llamado método de grados-día.

Los grados-día (ºD) representan la acumulación de unidades de calor por encima de cierta temperatura, durante un período de un día (en el caso de los insectos, esa cierta temperatura es el umbral mínimo de desarrollo).

Se calculan para cada día, la diferencia entre la temperatura media diaria y el umbral mínimo de desarrollo:

ºD = temperatura media – temperatura umbral mínima

Para poder predecir el estado de desarrollo a partir de los grados-día, es necesario haber establecido antes, además del umbral mínimo de desarrollo, la integral térmica, definida como el número de grados-día que han de ser acumulados para que ocurra un evento determinado (eclosión, mudas larvarias o ninfales, pupación, emergencia del adulto). De este modo, se puede estimar cuándo va a tener lugar ese evento, acumulando grados-día hasta alcanzar el valor de su integral térmica correspondiente.

Es un hecho que el umbral mínimo de desarrollo varía entre especies de insectos y entre diferentes estados. Del mismo modo, la integral térmica es diferente para eventos distintos y entre especies diferentes, para un mismo evento. Para la determinación de estos valores se definen como la relación tasa de desarrollo frente a temperatura.

Poder predecir con fiabilidad la evolución estacional de los insectos es esencial la aplicación de un Manejo Integrado de Plagas. Muchas de las decisiones que se puedan tomar dependen del estado de las poblaciones de las plagas en relación a las estaciones durante el cultivo.

La temperatura 

Es la medida del movimiento molecular o el grado de calor de una sustancia. Es una propiedad física de un sistema que gobierna la transferencia de energía térmica, o calor, entre ese sistema y otros. Se mide usando una escala arbitraria a partir del cero absoluto, donde las moléculas teóricamente dejan de moverse. Puede ser el grado de calor y de frío. En medidas de superficie, se refiere principalmente al aire libre o temperatura ambiental se usa la ESCALA DE TEMPERATURA CELSIUS. Esta escala asigna una temperatura de congelación a 0 grados Celsius y un punto de ebullición de +100 grados Celsius para el agua a nivel del mar. Su uso es generalizado en países que utilizan el sistema métrico decimal como patrón.

Temperatura Real. Es la medida tomada cuando las moléculas teóricamente dejan de moverse. Puede

ser por calor y/o de frío. 

Temperatura media. Promedio de lecturas de temperatura tomadas durante un período de tiempo determinado. Por lo general es el promedio entre las temperaturas máximas y mínima Aunque de forma subjetiva, podemos definir la temperatura como aquella propiedad de los cuerpos que nos permite determinar su grado de calor o frío, pero teniendo presente que calor y temperatura son cosas distintas. Sin embargo nuestros sentidos nos pueden engañar respecto a la temperatura de los cuerpos. Así, al tocar el metal y la madera de un pupitre sentimos metal frío y a la madera cálida, pero sabemos que ambos deben estar a igual temperatura, porque al poner dos cuerpos en contacto, al cabo de un tiempo igualan sus temperaturas. Cuando dos sistemas están a la misma temperatura, se dice que están en equilibrio térmico y no se producirá transferencia de calor. Cuando existe una diferencia de temperatura, el calor tiende a transferirse del sistema de mayor temperatura al de menor temperatura hasta alcanzar el equilibrio térmico.

El calor, que es energía en movimiento, se puede transformar en otros tipos de energía. También se puede transformar en trabajo y el trabajo en calor. Por eso se miden con la misma unidad, el Julio (J).

La sensación térmica. 

La Sensación Térmica (WIND CHILL) mide cuanto afecta la velocidad del viento a nuestra percepción de la temperatura del aire. Tanto el cuerpo como las plantas, calientan las moléculas de aire que los rodean por transferencia de calor o vapor. Si el viento esta completamente calmado, esta “capa aislante” de las partículas de aire caliente permanecen cerca e inmóviles, ofreciendo una protección contra las moléculas de aire frío y limitando más transferencia de calor. Cuando el viento está agitado, es retirado o removido el aire caliente, por lo tanto, más rápido será retirado el calor y se percibirá más frío. 

Índice de Tº / H 

Usa la Temperatura y la Humedad relativa para determinar cuan caliente se percibe en ese momento el aire. Cuando la humedad es baja, la Temperatura Aparente será más baja que la Temperatura del aire ya que la transpiración podrá evaporarse rápidamente en el aire. Sin embargo cuando la humedad relativa es alta, la Temperatura Aparente será mayor que la Temperatura del aire. La sensación térmica de calor o frío no sólo depende de la temperatura sino que intervienen otros factores como son la humedad relativa del aire o el viento. Así, si hace frío y además sopla viento la sensación de frío es mayor, a su vez la combinación de calor y humedad puede provocar una sensación agobiante. 

Los índices creados para evaluar y cualificar la sensación térmica son el índice de calor “heat index” y el

índice del enfriamiento del aire “windchill index”. 

El índice de calor

Es la combinación de la temperatura del aire y la humedad que proporciona la descripción de la manera en que se percibe la temperatura expresado en grados Celsius indica el nivel del calor que se siente cuando la humedad relativa se suma a la temperatura real. (Por debajo de 14º C, el índice de calor es igual a la temperatura del aire) El índice de calor no se calcula por encima de 52º C.) 

Índice del enfriamiento del aire 

El índice del enfriamiento del aire es un cálculo de temperatura no real que toma en consideración los efectos que conjuntamente tienen el viento y la temperatura real en el cuerpo humano. Cuando el viento sopla sobre la piel, arrastra la capa aisladora de aire cálido adyacente a la piel. Cuando todos los factores se dan por igual, mientras más sopla el viento, más se quita el calor, lo cual resulta en una sensación mayor de frió. Cuanto más rápidamente sopla el viento más rápidamente se lleva el calor y se siente más frío. 

Por encima de los 33º C el movimiento del aire no tiene efecto aparente sobre la temperatura, así que la temperatura de sensación es la misma que la exterior. 

THSW (temperatura – humedad – sol – viento) 

Se utilizan las mediciones de temperatura y la humedad para calcular una temperatura aparente llamada el índice THSW. Además, THSW incorpora los efectos térmicos de la radiación solar directa y los efectos de enfriamiento del viento en su percepción.

Bajo la palabra eólico se reconocen todos los fenómenos de la acción del viento. 

La erosión-transporte-deposición eólica son efectos del viento. El ambiente eólico no es tan abundante como el ambiente fluvial, pero en sectores sin vegetación (desiertos) juega un papel muy importante. Además los depósitos eólicos existentes se investigan como testigo y producto de un cambio climático. Los fenómenos del viento, la erosión eólica, dunas, hoy se puede observar en zonas sin lluvia: El viento como Transporte: puede transportar partículas finas hasta partículas del tamaño arena. Más frecuentes son partículas del tamaño silt. En casos especiales las partículas pueden volar algunos miles de kilómetros para depositarse en regiones lejanos de su origen. 

Agentes polinizadores por excelencia son las abejas, por su gran eficacia, en realidad el más común de todos ellos es el viento (polinización anemófila), las plantas que utilizan este sistema, por ejemplo las Coníferas, así aseguran su fecundación .También es el medio de transporte de plagas y enfermedades, se a demostrado que las toxinas pueden flotar en el viento y transportarse grandes distancias”.

La radiación solar

La “radiación solar total”, o “constante solar”, es la intensidad del flujo de radiación solar que incide verticalmente en el plano circular de intercepción situado en el tope superior de la atmósfera terrestre. En la actualidad ese flujo, cercano a los 1.370 w/m2 oscila aproximadamente en 1,2 w/m2 entre el máximo y el mínimo del ciclo. 

La “insolación solar total” se reparte por la superficie esférica de la Tierra, que es cuatro veces el área del círculo de intercepción, por lo que el flujo medio incidente en el tope de la atmósfera es un cuarto de la constante solar, es decir, unos 342 w/m2 y que queda reducida en superficie (por reflexión y absorción) a unos 170 w/m2.

Las plantas utilizan la luz como fuente de energía para transformar el CO2 en compuestos orgánicos indispensables para la vida. 

Proveniente del Sol, a la Tierra llega la radiación y la luz visible que corresponde a longitudes de onda que van de 400 a 700 nanómetros (radiación fotosintéticamente activa RFA ó PAR en inglés). La luz se refleja, se absorbe o trasmite a través de los objetos. Las hojas de las plantas reflejan entre un 6 a 12% de la RFA, un 80% de infrarroja y más o menos 3% de ultravioleta. 

El color verde de las plantas se debe a que absorben principalmente luz violeta, azul y roja, reflejando la verde. La cantidad de luz que las plantas absorben y reflejan depende de su constitución (estructura y grosor). Normalmente dejan pasar de un 10 a un 20% de la luz que reciben. 

En el agua la luz es absorbida más rápidamente y sólo un 40% puede penetrar 1 m en el agua clara. En este medio, primero se absorbe la luz roja visible y el infrarrojo, lo que reduce casi la mitad de la radiación solar que incide. Luego se extingue la amarilla, después la verde y la violeta. Sólo la longitud de onda que corresponde al azul puede penetrar más. (un 10% de ella puede alcanzar los 100 m en el agua clara). 

La cubierta vegetal de bosques y selvas también intercepta la luz solar. La cantidad de luz solar que alcanza el suelo depende de su cantidad (densidad o foliar), disposición y tipo de hojas de las plantas. Estos factores determinan la superficie foliar. Como base la estimación de la superficie foliar se puede determinar el índice de superficie foliar o ISF (superficie foliar existente por m2 de superficie foliar/m2 de superficie de suelo). Un índice de superficie foliar de 2 indica que hay dos metros de superficie foliar por encima de cada metro cuadrado de suelo. 

Cuanta mayor superficie foliar hay menor es la penetración de la luz solar. La cantidad de luz que puede penetrar la vegetación es un factor limitante para el desarrollo de los organismos que crecen cerca del suelo. Este es otro parámetro muy importante para el crecimiento de las plantas. La “intensidad” es la radiación solar recibida por una unidad de área y por una unidad de tiempo. La “duración” se refiere al número de horas diarias durante las cuales el vegetal se halla expuesto a la radiación solar. 

Lo que conocemos comúnmente como “radiación solar”, es técnicamente conocido como “radiación solar global”, que es la medida de la intensidad de la radiación del sol cuando alcanza la superficie terrestre. Esta radiación incluye tanto el componente directo como los difusos del resto del cielo. 

RADIACION ULTRAVIOLETA -UV

INDICE DE RADIACION ULTRAVIOLETA. 

El índice UV-B es un pronóstico de la máxima intensidad probable de la radiación ultravioleta que es dañina para la piel. La cantidad de radiación UV-B necesaria para causar daño a la piel depende de varios factores, pero en general el grado de oscuridad de la piel es el más importante. Como medida del daño al organismo, se toma el tiempo necesario para provocar eritema (enrojecimiento en la piel). Poco se sabe del efecto específico de las radiaciones UV en los organismos y menos acerca de sus efectos en la vegetación. En últimos estudios se demostró que en algunos procesos metabólicos de las plantas relacionados con la fotosíntesis u otros directamente vinculados con la actividad génica son afectados por la UV. Desde los años setenta, ha sido clásico relacionar un incremento de la UV con la inhibición de la fotosíntesis, también afecta a su morfología (además de otras cosas) y se ha encontrado que ejerce una acción inhibitoria del alargamiento de los tallos. La superficie foliar también tiene importante interés, porque determina el tamaño de la superficie foto-sintética, la que capta fotones para el proceso de fotosíntesis. Es bien conocido que la radiación ultravioleta inhibe la expansión de la superficie foliar, con consecuencias sobre el crecimiento y la acumulación de biomasa. 

Las plantas como organismos vivos, tienen recursos para protegerse de niveles altos de UV. Uno es la síntesis y acumulación de pigmentos fotoprotectores en la epidermis de las hojas y de otros órganos expuestos al sol. Genéricamente, esos pigmentos se denominan flavonoides y tienen una complejidad química considerable. Son substancias que se acumulan en la epidermis y absorben radiación ultravioleta, con lo que reducen la cantidad que penetra al resto de los tejidos. Las plantas también tienen sistemas que les permiten reparar el daño causado por la UV a los ácidos nucleicos, Con la ayuda de un anticuerpo que reconoce específicamente esas fotos productos, y es posible medir el daño inducido por la UV en el ADN, y estudiar los mecanismos de defensa y adaptación de las plantas.

Sabemos que la cantidad de agua es muy importante para un cultivo. En la Evapotranspiración describimos la importancia del buen uso del agua.
El peso del aire que cubre por completo nuestra atmósfera ejerce una presión en la superficie de la tierra. Esta presión es conocida como la presión atmosférica. Generalmente, cuanto más aire haya sobre un área, más alta será la presión atmosférica, lo que significa que la presión atmosférica cambia según la altitud. Para compensar esta diferencia y facilitar la comparación entre localidades ubicadas a diferentes altitudes, la presión atmosférica es generalmente ajustada a su presión equivalente al nivel del mar. Esta presión ajustada es conocida como la Presión Barométrica. 

La presión barométrica también cambia con las condiciones climatológicas locales, lo que hace de ésta una importante y muy usada herramienta para pronóstico del tiempo. Las zonas de alta presión generalmente están asociadas con climas despejados mientras que las zonas de baja presión con un clima nublado. 

Para pronósticos meteorológicos, el valor absoluto de la presión barométrica es generalmente menos importante que los rangos de cambio de la presión barométrica. En general, una presión ascendente indica una mejora en las condiciones climatológicas mientras que una presión descendente indica el deterioro de las condiciones climatológicas.

HUMEDAD RELATIVA (HR) (RELATIVE HUMIDITY)

La humedad por sí misma se refiere a la cantidad de vapor de agua en el aire. Sin embargo, la cantidad de vapor de agua que el aire puede contener varía según la temperatura y la presión. La Humedad Relativa toma en consideración estos factores y ofrece una lectura de humedad la cual refleja la cantidad de vapor de agua en el aire como un porcentaje de la capacidad total que el aire es capaz de soportar. La humedad relativa, por lo tanto, es no sólo la cantidad de vapor de agua en el aire, sino un ratio del vapor de agua en el aire contenido en su capacidad máxima.

Es importante resaltar que la humedad relativa cambia según la temperatura, presión y contenido de vapor de agua en el aire. Para una porción de aire con capacidad para 10g de vapor de agua, que contiene solo 4g de vapor de agua, tendrá una humedad relativa del 40%. Si se le agrega 2g de vapor de agua, la humedad relativa ascendería a 60%. Si esa misma porción de aire es calentada hasta que su capacidad ascienda a 20g de vapor de agua, la humedad relativa descendería hasta 30% aunque el contenido de vapor de agua no haya sido modificado.

La humedad relativa es un importante factor para determinar la cantidad de evaporación de las plantas y superficies húmedas, ya que el aire caliente con poca humedad tiene una gran capacidad para vapor de agua extra.

PUNTO DE ROCÍO (DEW POINT)

El punto de rocío es la temperatura en la cual el aire está suficientemente frío para que la saturación del vapor de agua (100% de humedad) ocurra, asumiendo que no haya cambio alguno en el contenido de agua. El punto de rocío es un valor importante usado para predecir la formación de rocío, heladas y neblina. Si el punto de rocío y la temperatura externa son parecidas al finalizar la tarde cuando el aire se empieza a tornar frío, la neblina se presentará durante la noche.

El Punto de Rocío es también un buen indicador del contenido actual de vapor de agua en el aire (opuesto a la humedad relativa). Un punto de rocío alto indica un gran contenido de vapor, un punto de rocío mínimo indica bajo contenido de vapor. Usted puede usar el punto de rocío para predecir la temperatura mínima para la noche. Asumiendo que no se esperen mayores cambios climatológicos durante la noche, el punto de rocío de la tarde le dará una idea de la mínima temperatura que se presentará esa noche ya que el aire no se tornará más frío que el punto de rocío durante la noche.

De todas formas es frecuente que el agua se condense antes de que se alcance el punto de rocío. Esto es debido a la existencia en la atmósfera de ciertas partículas flotantes (aerosoles) que actúan de núcleos higroscópicos y fuerzan la condensación.

El aire, en determinadas condiciones de temperatura y presión, es capaz de retener una concentración máxima de vapor de agua. Cuando se sobrepasa este límite el exceso de vapor de agua se condensa, formando agua líquida. Se dice entonces que el aire está “saturado”.

Si la humedad relativa llega al 100 % (generalmente porque baja la temperatura del ambiente) el aire está saturado de vapor de agua y se alcanza el llamado punto de rocío. En este punto el vapor de agua se licua o condensa.

Si ocurre cerca del suelo se forman el rocío, la escarcha, nieblas, neblinas y brumas. Si ocurre en capas más altas de la atmósfera se originan las nubes.

Se suele usar para calcular la altura de la base de las nubes. Es la temperatura a la que una determinada masa de aire se satura en vapor de agua y ésta se condensa, las gotitas de agua que condensa sobre las superficie es lo que conocemos como rocío.

CÁLCULO DE LA ALTURA DE LA BASE DE LOS CÚMULOS.

La altura de la base de los cúmulos puede calcularse multiplicando por 125 la diferencia entre la temperatura y la temperatura de roció (metros)=125*(T-Tr)